bletas de impotencia Aplicación de drogas La palabra “Viagra” se ha convertido en parte de nuestro vocabulario. Ellos designan cualquier medio que aumente el poder masculino. La medicina para la impotencia “Viagra” apareció hace relativamente poco tiempo en 1998, pero como un nombre común ya es usado por todos. ¿Qué son las píldoras para la impotencia, qué ayudan y qué pueden esperar los hombres que han perdido la oportunidad de tener relaciones sexuales? Contenido: Tabletas: ¿qué ayudan? “Viagra” Cialis Levitra Kamagra Gold Tadasip “Silagra” “Software genérico de Cialis” Tabletas: ¿qué ayudan? Hoy en día, hay muchas tabletas de potencia. Existen los llamados originales y genéricos Los medicamentos originales se producen en los Estados Unidos y son mucho más caros que los genéricos, que son creados por compañías farmacéuticas indias. En el mercado farmacéutico ruso, su participación oscila entre el 78 y el 95%. De hecho, los genéricos no difieren de los originales en nada, a excepción de algunas sustancias de lastre. Su precio asequible se explica por la ausencia de la necesidad de investigación clínica, desarrollo de componentes, publicidad: todo ya está hecho, solo use la fórmula. Los creadores de los medicamentos originales en forma de tabletas están tratando de compensar los altos costos de los medicamentos para investigación y desarrollo. Los “genéricos” no son falsos, y el bajo precio está asociado a la competencia mientras más medicamentos sean idénticos, menor será el costo. La forma y el color de las píldoras también pueden ser ligeramente diferentes. Las tabletas para mejorar la erección ayudan con cualquier forma de disfunción eréctil ya sea de origen físico o psicológico. El mecanismo de acción es muy complicado, pero se reduce a uno: el suministro de sangre aumenta a los órganos de la pelvis pequeña, lo que significa que cuando un hombre se excita sexualmente, se produce una erección cualitativa. La erección se obtiene exclusivamente cuando se estimula o en el campo de visión del objeto excitante Es decir, sin erección permanente durante varias horas, sin habla. Tal reacción de organismo es posible, pero luego necesita ver a un médico. Con la ayuda de la misma “Viagra”, un joven puede cometer de 6 a 8 actos sexuales, los ancianos: alrededor de 2 a 3. “Viagra” La famosa píldora azul salvó a un centenar de hombres de una vida sexual escasa y se considera, con razón, la mejor cura para la impotencia. Ahora las píldoras son tan populares. “Viagra” y “Generic Viagra” se utilizan para hombres de 18 años con un problema de disfunción eréctil. El costo del “Viagra genérico” varía de 70-150 rublos por tableta, y el “Viagra” original cuesta alrededor de 500 rublos por tableta de 100 mg. Para la mayoría de los hombres, la dosis estándar del medicamento es de 50 mg, pero puede aumentar o disminuir exactamente dos veces. Las compañías producen un medicamento en tabletas de 25, 50 y 100 mg. Se deben tomar 25 mg a personas con diabetes y aquellas cuya edad sea mayor de 65 años. Tomar una píldora es 30 minutos antes del sexo y no más de una vez al día. La dosis diaria máxima es de 100 mg. “Viagra” comienza a actuar 30-60 minutos después de tomar y muestra un efecto dentro de 4-5 horas. Convenientemente, con la droga al mismo tiempo puede tomar alimentos e incluso alcohol, pero con moderación. Una gran cantidad de alcohol retrasará la acción de la droga o no dará ningún efecto. El medicamento es fácilmente tolerado por los pacientes, en el 10% de los casos puede notar algún malestar general: dolor de cabeza náusea una ráfaga de sangre en la cara; trastorno de indigestión; congestión nasal; visión deteriorada Los efectos secundarios son insignificantes no causan daño al cuerpo y, como regla, pasan dentro de las dos horas después de usar el remedio. Los efectos secundarios pueden ocurrir con una sobredosis o uso prolongado de la droga. “Viagra” tiene contraindicaciones y no es compatible con ciertos medicamentos. Es peligroso combinarlo con nitratos, bloqueadores beta, eritromicina. Es imposible utilizar el patógeno en caso de un ataque al corazón o derrame cerebral, enfermedades cardíacas y de los vasos sanguíneos que se transfirieron hace menos de seis meses. Las contraindicaciones también incluyen tendencia al sangrado, exacerbación de la úlcera péptica, insuficiencia renal crónica, alteración del hígado, presión arterial alta o baja constantemente.